La enfermedad celíaca es una condición médica que afecta a millones de personas, ¡y algunos de ellos ni siquiera lo saben! En este artículo, vamos a explicar qué es, cómo puede afectarte y lo que las personas que la padecen deben hacer para vivir una vida cómoda.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La celiaquía es una condición médica que también se conoce como enfermedad celíaca o enteropatía sensible al gluten. En esencia, es un trastorno digestivo y autoinmune que causa daños en el revestimiento del intestino delgado cuando se ingieren alimentos con gluten.

El gluten es un tipo de proteína que se encuentra comúnmente en algunos cereales, como el trigo, el centeno, la cebada y la avena. Cuando las personas con enfermedad celíaca comen alimentos o usan productos que contienen gluten, su sistema inmunológico responde dañando el intestino delgado.

El intestino delgado tiene aproximadamente 6 m de largo, y sus principales funciones son finalizar el proceso de la digestión, absorber los nutrientes de los alimentos y pasar los residuos hacia el intestino grueso. El intestino delgado está recubierto por pequeñas protuberancias en forma de dedos, llamadas vellosidades, que permiten que los nutrientes de los alimentos se absorban en el torrente sanguíneo. Sin unas vellosidades sanas, puedes eventualmente sufrir desnutrición, ya que los nutrientes pasarían a través del intestino delgado sin ser absorbidas. El daño causado por el gluten destruye las células y las vellosidades que recubren el intestino delgado, por lo que es difícil para el cuerpo absorber los nutrientes, especialmente grasas y minerales como el calcio, hierro o el ácido fólico.

La enfermedad celíaca es un trastorno genético y un trastorno de por vida. Se clasifica por ello como un trastorno autoinmune, porque el cuerpo es dañado por su propio sistema inmunitario, y como una patología de mala absorción, ya que tu cuerpo no puede absorber los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.

Las investigaciones muestra que un poco más del 1 por ciento de las personas en todo el mundo padecen celiaquía, pero la mayoría no son conscientes de su condición.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de cada persona cuando sufren de enfermedad celíaca son diferentes, y en realidad pueden ser muy variados. Experimentar estos síntomas no necesariamente significa que tengas la enfermedad celíaca. De hecho, algunos pacientes con la enfermedad pueden no mostrar absolutamente ninguno de estos síntomas. Sin embargo, ten en cuenta que si tienes uno o más de estos síntomas, o si hay alguien en tu familia con enfermedad celíaca, puede ser una buena idea hablar con un gastroenterólogo y realizarte la prueba.

Entre algunos de los síntomas más comunes y referidos de la enfermedad celíaca, se encuentran casos de gases, distensión abdominal recurrente y dolor abdominal, diarrea crónica o estreñimiento, pálidez, heces grasas o de olor fétido, pérdida anormal de peso y aumento de peso, fatiga, anemia sin explicación, cambios en el comportamiento como irritabilidad, entumecimiento y hormigueo en las piernas, dolor de huesos o articulaciones, calambres musculares, llagas blanquecinas dentro de la boca, erupción cutánea con picor, osteoporosis y niveles bajos de hierro.

Intolerancia Alimentaria; Gluten

¿Cómo sé si la padezco?

Los síntomas de la enfermedad celíaca a menudo pueden parecerse a los de otras enfermedades, como el síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn y diverticulitis. Por esa razón, a menudo es difícil reconocer si realmente tienes la enfermedad, o si tus síntomas son causados por un problema de salud diferente.

La mejor manera de lidiar con esto es hablar sobre tus síntomas con tu gastroenterólogo, que probablemente ordenará una prueba de sangre para determinar si tienes altos niveles de autoanticuerpos. Estos anticuerpos reaccionan con los tejidos de tu propio cuerpo, y en caso de que el análisis de sangre determine que tienes un nivel inusualmente alto de ellos, es una señal de que puedes tener celiaquía. Cuando esto sucede, tu gastroenterólogo puede tener que realizar una endoscopia para obtener una muestra de tejido del intestino delgado, en la que se examinará el daño en las vellosidades. Incluso si el médico descubre que los tejidos se encuentran dañados debido al consumo de gluten, con el tiempo pueden volver a la normalidad si sigues una dieta sin gluten.

En caso de que creas que puedes tener la enfermedad celíaca, no debes eliminar el gluten de tu dieta hasta que tengas la debida confirmación por parte de tu médico.

¿Qué tratamiento realizan las personas con celiaquía?

Para los pacientes que sufren de la enfermedad celíaca, el principal tratamiento para su condición consiste en el estricto seguimiento de una dieta sin gluten durante toda la vida, para ayudar a proteger su intestino delgado. Para muchos pacientes con enfermedad celíaca, incluso pequeñas cantidades de gluten puede ser suficientes para causar daño intestinal. Y siempre ten en cuenta que puedes no experimentar síntomas evidentes, lo que significa que debes escuchar siempre a tu cuerpo para detectar si tienes algún síntoma aparentemente inexplicable.

Una dieta estricta libre de gluten puede ser difícil de seguir y puedes tener la tentación de hacer trampas. Recuerda sin embargo que si decides saltarte las restricciones, puedes lamentarte profundamente, ya que puede causarte problemas a largo plazo. Es probable que nunca te encuentres curado de la enfermedad celíaca, pero la adopción de una dieta libre de gluten permitirá a tu intestino delgado sanar en aproximadamente dos años.

Una dieta libre de gluten significa evitar varios alimentos muy comunes que son las principales fuentes de nutrientes en la dieta básica occidental, como el trigo, almidón de trigo, salvado de trigo, germen de trigo, trigo en grano, proteína de trigo hidrolizada, cebada, centeno, malta, graham, espelta, kamut y sémola. Siempre tendrás que leer cuidadosamente la etiqueta nutricional de los productos y asegurarte de que los mismos no contienen gluten u otros ingredientes que pueden afectarte.

Sin embargo, existen aún muchos alimentos que puedes tomar sin ningún temor de sufrir daño intestinal, como el arroz integral, arroz salvaje, trigo sarraceno, maíz, legumbres, frutos secos, patatas, semillas de quinoa, mijo, arrurruz, soja y tapioca, por nombrar tan solo algunos de ellos.

Intolerancia Alimentaria; Gluten

¿Qué suplementos debo tomar?

muscle pharm combat crunch protein bar

Las personas con enfermedad celíaca deben vigilar cuidadosamente los alimentos que consumen, sobre todo cuando se trata de productos procesados, como suplementos. Incluso las cosas más simples pueden contener una fuente de gluten como parte de los constituyentes del mismo.

Para aquellos que sufren de enfermedad celíaca, una pequeña cantidad de gluten sería suficiente para desencadenar incómodos dolores de estómago u otros síntomas aún peores. Sin embargo, estas personas no tienen necesariamente que renunciar a hacer progresos en el gimnasio, ni tienen que perder calidad de vida, ni prescindir de suplementos nutritivos mientras le plantan batalla al gluten. Como es un alérgeno conocido, las marcas no pueden simplemente introducir gluten en sus productos sin avisarlo claramente. Comprueba la tabla nutricional de los suplementos antes de comprarlos. Analiza cuidadosamente la lista de ingredientes, para ver si en la fórmula existen elementos que contengan gluten.

Los suplementos tales como suero de leche hidrolizado, caseína, albúmina o proteína de carne de vacuno deben ser seguros para el consumo, ya que se procesan en condiciones y procedimientos estrictos, para eliminar la mayor cantidad de hidratos de carbono posible de los productos, y mantener un nivel extremadamente alto de proteínas.

Sin embargo, independientemente del producto, debes siempre tener cuidado con los suplementos que se procesan en instalaciones con maquinaria donde también se procesan productos que contienen gluten. En tales casos, existe el peligro de contaminación cruzada debido al hecho de que los productos libres de gluten pueden compartir temporalmente espacio con productos que sí lo contienen. Cuando esto sucede, los suplementos de suero de leche, caseína, albúmina y proteína de carne solo tendrán trazas de gluten. Sin embargo, solo esto puede ser suficiente para desencadenar los síntomas que afligen a una persona con enfermedad celíaca.

Para cumplir con las normas internacionales de seguridad y salud, las marcas deben dejar claro en las etiquetas de sus productos si existe algún riesgo de contaminación cruzada en sus procesos de fabricación, así que asegúrate de prestar mucha atención a las mismas.

  

Conclusión

La enfermedad celíaca es un problema de salud grave que no debe tomarse a la ligera, incluso cuando los síntomas apenas se sienten. El daño que puede causar a largo plazo, es razón suficiente para que quien la sufre se lo tome muy en serio. Si sufres de enfermedad celíaca, una dieta sin gluten puede ser un gran cambio en tu vida y puede que tengas que replantearte tus hábitos alimenticios. Cosas como envolver tu almuerzo, salir a comer, merendar o comer en una fiesta se convertirán en una verdadera prueba para tu fuerza de voluntad. Pero al final, vale la pena pensar en que se trata de amenazas para tu sistema digestivo, ya que los pacientes con esta enfermedad que evitan el gluten se sienten mejor, con más energía y más sanos, mejorando su calidad de vida.


Scroll To Top